Menu

La Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, el Colegio Médico Colombiano, Assosalud, la Coalición Nacional de Sindicatos Médicos y el sindicato Médicos Generales y Especialistas del Casanare se han manifestado a través de comunicados y cartas al Gobierno Nacional. Cerca de 40 médicos generales no pudieron seguir prestando sus servicios y la atención en la IPS está restringida.

Un solo médico de turno en el servicio de Urgencias del Hospital de Yopal no dio abasto para atender a tiempo a los heridos de un accidente de tránsito, quienes requerían la atención de inmediato. Este caso, ocurrido recientemente en el principal hospital público de Casanare y Orinoquía, es la “punta del iceberg” de una serie de irregularidades que vienen exponiendo asociaciones y sindicatos médicos para que el Gobierno Nacional intervenga cuanto antes.

Según recopila una carta que envió este 13 de julio la Coalición Nacional de Sindicatos Médicos a la Ministra de Trabajo, Griselda Janeth Restrepo, la gerencia del Hospital de Yopal notificó en enero pasado a los médicos vinculados que para continuar laborando allí debían aceptar la reducción de su remuneración, debido a la difícil situación financiera de la institución. Esto se sumó a que empezaron a contratar personal por prestación de servicios, lo que se considera una irregularidad contractual cuando se trata de personal para fines misionales.

Se llegó al punto más crítico en junio pasado, cuando cerca de 40 médicos generales desistieron de firmar el contrato que les daría continuidad desde el 1 de julio, debido a que no podían aceptar las nuevas condiciones que iban en detrimento de su ejercicio profesional. En consecuencia, al no contar con suficiente personal, les programaron hasta 200 horas al mes a los médicos que todavía quedaban y hasta 300 horas a los médicos que realizan su año de servicio social obligatorio.

El Hospital se declaró en “emergencia funcional”, por la cual la Secretaría de Salud tuvo que responder con un plan de contingencia para que otras IPS de la ciudad y municipios aledaños solventaran, sobre todo, el servicio de Urgencias. No obstante, el sindicato de Médicos Generales y Especialistas del Casanare (SINMEDCAS), recientemente conformado, señaló en una carta enviada al Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, que esta situación está afectando a la población de la zona rural, a los pacientes que siguen llegando y a los médicos, residentes y especialistas que han quedado con toda la carga laboral.

Assosalud, el Colegio Médico Colombiano y la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas también se han unido a las reclamaciones por la estabilidad laboral y la dignidad en el ejercicio profesional de los colegas de Yopal. Como resumió en un comunicado el Dr. José Ricardo Navarro, Presidente de Sociedades Científicas: “se han producido situaciones que atentan contra la dignidad del Talento Humano en Salud y que van en contravía de la calidad en la atención de los pacientes; por lo tanto, solicitamos que se adelanten las investigaciones correspondientes”.

Además, el gremio médico propende por generar espacios de concertación con las directivas del Hospital y las autoridades departamentales y de orden nacional, para superar esta situación que afecta gravemente a los pacientes por la limitación del talento humano en salud disponible, y normalizar tanto la prestación de servicios como la vinculación de los médicos con la institución.

Comunicado de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas.

¿Usted qué opina?

Filiacion WFSA

Filiacion CLASA

Filiacion CMC

Filiacion ACSC

Filiacion FASA