Con la participación de 24 expositores entre investigadores, médicos, enfermeras, odontólogos, fisioterapeutas, especialistas, docentes y líderes sindicales, se llevó a cabo el pasado 10 de mayo en el Congreso de la República, la Audiencia Pública de Condiciones de Trabajo en el sector salud.

 

Durante la sesión se planteó la necesidad de reformar las condiciones laborales del talento humano en salud y se contemplaron cuatro aspectos importantes a tener en cuenta para lograr establecer un ejercicio digno: remuneración económica, contratación laboral, respeto por la libertad del criterio médico, salud mental.

Remuneración laboral

En relación a la contratación del talento humano en salud se concluyó que las diferentes alternativas de vinculación laboral en Colombia facilitan la explotación laboral, así lo afirmó Adriana Ardila Sierra, doctora en salud pública de la Universidad Nacional y docente investigadora, quien manifestó que hoy un médico general recibe entre 6.000 a 9.000 pesos por paciente atendido, debido a que el profesional está  obligado a atender entre 6 y 9 pacientes por hora “estas dinámicas están produciendo un valor que está siendo apropiado por terceros y está generando acumulación de riqueza”, aseguró la especialista. También expresó que un médico general o especialista produce su salario en una semana de trabajo y el resto de semanas son apropiadas por el intermediador e hizo una comparación con los médicos de hace 50 años, quienes ganaban 15 salarios mínimos y hoy ganan 3.5.

Contratación laboral

En términos de contratación laboral la Asociación Nacional Sindical de Trabajadores y Servidores Públicos de la Salud y Seguridad Social Integral y Servicios Complementarios de Colombia, Anthoc, a través de su presidente Yesid Camacho manifestó que tan solo el 37% de los trabajadores del sector salud se encuentran vinculados por planta lo que indica que en el año 1999 eran 20.000 los trabajadores que laboraban por prestación de servicios y hoy hay más de 240.000, situación que no da estabilidad al gremio de la salud porque todo se está quedando en las empresas intermediadoras, comentó.

De igual manera, Carolina McCormick, asesora jurídica de la Federación Colombiana de Sindicatos Médicos, Fecolmed, mencionó que hoy se están suscribiendo  contratos de trabajo a término fijo de 2, 3 y 4 meses, con salarios integrales que no contemplan el pago de horas extras o prestaciones sociales. También afirmó, que algunos contratos por prestación de servicios se están haciendo por 15 días incluyendo subordinación —aspecto que no está incluido en este tipo de contratos— “estos contratos generan temor a los médicos, porque a los 15 días deben estar a la espera para la renovación de un nuevo contrato, y por ende, el talento humano en salud no puede hacer ningún tipo de reclamo, solo obedecer” afirmó McCormick.    

Libertad de criterio médico 

En el caso de la libertad de criterio médico, se mencionó que los médicos, especialistas y en general el personal del talento humano en salud ven vulnerada su libertad para dar un criterio médico al momento de formular y atener con el tiempo adecuado a los pacientes, “como médico pediatra me imponían atender a los pacientes por espacio de 18 minutos y esta agenda es rigurosamente controlada por la entidad a la que pertenecí, sin obviar la agresión física, verbal y psicológica a la que me sometí por parte de los pacientes, además, no se puede formular libremente y me destituyeron del lugar donde trabajaba porque no estaba de acuerdo con este proceder” así lo afirmó la doctora María del Pilar Perdono, quien como vocera de muchos médicos mencionó el acoso laboral al que se ve expuesto el talento humano.

Salud mental

Para finalizar, el doctor Jairo Luna, docente investigador de la Universidad Nacional de Colombia, realizó una investigación sobre la salud mental de los trabajadores del sector salud y concluyó que esta población se encuentra viviendo  exigencias emocionales en un 52% y cognitivas en un 46%, lo que significa que los trabajadores están altamente expuestos a la  presión emocional y laboral por sus empleadores, causando deterioro en su calidad de vida. En relación con la participación, la investigación arrojó que el 42.80% del talento humano en salud se siente coartado para expresar sus ideas o criterio profesional.

Finalmente, los expositores de la audiencia pública concluyeron que a las condiciones laborales del talento humano en salud de Colombia se le debe dar un manejo urgente que busque mejoras de fondo y redunden en condiciones dignas de trabajo y en una atención de calidad para los pacientes.

¿Usted qué opina?