En la Comisión Séptima del Senado se realizó el primer deliberatorio internacional sobre negligencia y ética médica, a fin de compartir conocimientos con expertos de otros países, y plantear soluciones legislativas frente a los errores médicos que se originan en el ejercicio de la profesión. Este encuentro se llevó a cabo el pasado 7 de junio a través de una audiencia pública citada y convocada por el senador Antonio José Correa.

 

La audiencia contó con la intervención del doctor Oscar Castillo Vásquez, cirujano mexicano, dentista y especialista en odontología legal y forense, quien expuso que en México se le puede imputar a un médico la comisión de un delito específico, contenido en la Ley General de Salud y de acuerdo al Código Penal Federal de ese país.

De igual manera, el médico internista venezolano,  Luis Castillo Nass, señaló que no habría que confundir el error médico con negligencia, pues una acción del ejercicio de la profesión radica en un acto de buena fe, que puede originar un error y por lo contrario la negligencia médica es una acción inapropiada e intencional del profesional.  Durante su participación, Castillo afirmó que el sistema es administrado por seres humanos y que los errores siempre van a existir, por lo que en su sentir, la solución a la negligencia médica no es una ley punitiva que bajo ningún punto de vista va a poder evitar errores médicos, sino que la propuesta debe centrarse en la educación a los médicos y demás actores del sistema de salud, con el fin de lograr una atención humanizada y enfocada en el paciente que lleve a mitigar este tipo de riesgos.

Durante la audiencia intervino también el doctor Jorge Alfonso Casas, odontólogo forense del Instituto de Medicina Legal, quien propuso tres posibles soluciones para legislar sobre negligencia médica:

  1. Que las universidades eduquen a los profesionales de la salud sobre la responsabilidad profesional y ética, incluyendo esta cátedra como asignatura.
  2. Que exista formación universitaria en jurisprudencia médica para los estudiantes de derecho, jueces y fiscales.
  3. Que las autoridades tengan la obligación de acudir a asesores especializados, ya que muchas veces no tienen los conocimientos específicos para resolver un caso concreto.

Finalmente, la doctora Mary Stela Duque, especialista en bioética y derecho médico, planteó, al cierre del debate, que uno de los puntos más difíciles de un juicio de responsabilidad es la prueba pericial, uno de los materiales probatorios más importantes para los jueces. Con la importancia dada a esta “prueba reina” se está dejando de lado otro material probatorio importante como testimonios técnicos, informes técnicos y documentos.

Consicientes de la importancia que tiene este tema para el gremio médico, la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación, S.C.A.R.E, y el Fepasde estarán haciedo seguimiento al trámite legislativo que se llegue a presentar, pues el debate público sobre lo que se entiende por negligencia y ética médica incide directamente en el ejercicio de la profesión, por ello, es trascendental tener claridad al respecto. 

 

¿Usted qué opina?