Según cifras conocidas por la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación y el Fepasde, el monto adeudado únicamente a médicos y especialistas que han informado la situación ante la Sociedad, asciende a los cerca de setecientos sesenta y nueve millones de pesos.

 La crisis de Esimed sigue perjudicando al talento humano vinculado a la red de prestadores de Medimás, médicos de diferentes especialidades, afirman no haber recibido pago por la prestación de sus servicios desde el mes de mayo. Por su parte, en departamentos como Santander, la cifra adeudada a especialidades médicas como anestesiología, pediatría, cirugía general y ginecobstetricia llega aproximadamente a los $ 452.965.748 millones de pesos, esta información corresponde tan solo a los especialistas que han reportado dicho incumplimiento, debido a que muchos de los profesionales no han realizado las respectivas reclamaciones jurídicas, por temor a la terminación de contratos por parte de la institución a la que se encuentran vinculados, como represaría por realizar gestiones para su cobro, situación que se presenta en todo el país pero con especial énfasis en ciudades como Cúcuta.

Actualmente diez clínicas de Esimed se encuentran afectadas por cierres en todo el país, entre las cuales está la Clínica Materno Infantil de Bogotá, entidad que no ha pagado los servicios prestados por los médicos; este incumplimiento asciende a la suma de  $190.439.125 millones de pesos. Entre tanto, según los hallazgos de la Superintendencia de Salud, que justificaron adoptar medida de vigilancia especial a Esimed el pasado 13 de septiembre, al 08 de junio de 2018 Esimed tenía pendiente por pagar honorarios a los médicos especialistas, vinculados por orden de prestación de servicios, correspondientes a los meses de marzo, abril y mayo. Según la información obtenida por la SCARE – Fepasde, la Clínica Esimed Veraguas de Bogotá, sería una de las instituciones que aún adeuda el pago de honorarios correspondientes a estos meses.

De igual forma, la SCARE – Fepasde han evidenciado que los médicos no cuentan con contratos debidamente firmados por las IPS, lo que le genera gran preocupación al gremio médico, debido a las eventuales dificultades para probar los incumplimientos de la prestadora ante los entes de control, y se desconoce si la no entrega de contratos debidamente firmados es una estrategia de la IPS para evitar los cobros respectivos. El contar con el contrato debidamente firmado y el pago oportuno de su trabajo es un derecho del personal en salud. 

“La crisis que atraviesa Esimed vulnera de manera directa las condiciones de trabajo digno y decente que deben garantizarse al talento humano en salud” señala Olga Cubides, subdirectora jurídica de la S.C.A.R.E. Por lo cual, la Sociedad realiza un llamado al Ministerio de Salud, como ente rector del sistema, y a las entidades de vigilancia y control, especialmente a la Supersalud y al Ministerio del Trabajo, para que intervengan efectivamente en la situación y protejan las condiciones dignas en que debe trabajar todo el talento humano en salud, para que se garantice el pago inmediato a los médicos especialistas a nivel nacional.

¿Usted qué opina?